Recuerdo a ella.
22:43 | Author: Álex
Entre la cirrosis y la sobredosis

andas siempre, muñeca.

Con tu sucia camisa, y en lugar de sonrisa

una especie de mueca.

¿Cómo no imaginarte?

¿Cómo no recordarte...?

(...)

Ahora es demasiado tarde, princesa...









Me hubiera gustado quererte y poder ayudarte, de verdad. Pero esta vida no regala oportunidades si tú no las buscas. Lo más triste fue no tener ganas de llorar, la indiferencia. Darme cuenta de que no me importaba, pero sí, pero no tanto como debería de haberme importado. Se suponía que tendrías que haber sido una persona importante pero te quedaste en el camino. Ni siquiera lo empezaste. Ya da todo igual, pero aún así no puedo dejar de pensarlo. De los 7 días de la semana, al menos 3 pienso en tí y en lo que no quiero convertirme. Pienso en que una vida así, no es vida en absoluto. Tuve la suerte y la desgracia de no poder tener recuerdos contigo. La vida solo ocurre una vez y a veces es demasiado tarde para intentar empezar de cero.

Y pensar que a veces lo hubiera dado todo por un abrazo tuyo...
|
This entry was posted on 22:43 and is filed under . You can follow any responses to this entry through the RSS 2.0 feed. You can leave a response, or trackback from your own site.

2 comentarios:

On 7.12.09 , Wilbur dijo...

Cuantas veces hubiera dado la vida entera porque tú me pidieras llevarte el equipaje.

Sinceramente, hay días en que valdría más no salir de la cama.

Lo siento.

 
On 9.12.09 , Anónimo dijo...

ke triste pekeña... espero ke algun dia hablemos d esto,si?