13:52 | Author: Álex
La tristeza mata más que las pistolas. Y, sin embargo, seguimos tratando a la tristeza con desprecio, como si fuera algo que la gente puede elegir. Se gastan millones en acabar con el consumo de cigarrillos, pero nadie hace nada por acabar con la antipatía.

¡Pido subvenciones para la sonrisa!

Dos décadas.
3:27 | Author: Álex


Hace exactamente veinte años que María Isabel Madrid dió a luz a su primera y única hija, a la niña de sus ojos. Y la casualidad y la insansatez de un marido que decidió enfadarse y huír al sur cuando quedaba ya poco tiempo para que diese a luz quisieron que tuviese que traerme al mundo muy lejos de su casa, muy lejos de donde le hubiese gustado que naciese, en Burgos, ese Burgos donde nació ella también.


Y así fui creciendo, entre vinilos de los Beatles, paseos los domingos por la tarde, mañanas enteras escuchando a mi padre cantar "Baby I love your way", veranos de playa en Castro, discos de reggae de un hermano rebelde, besos secretos en los portales, ojos azules e infinitos, alguna que otra discusión más y caricias de la mejor abuela del mundo.

Y compartí muchos años el gusto por las letras y por la buena música de mi padre. Y la sensibilidad, las ganas de hacer felices a los demás y la capacidad de escucha de mi madre. Y así han ido pasando los años, moldeando mi carácter y mis maneras según las experiencias, los sueños, las ambiciones vitales, la gente que me ha rodeado, que no siempre ha sido la misma; y sobre todo, las derrotas.

Durante estas dos décadas he sufrido mucho, pero también he hecho sufrir. Y he reído mucho, y he hecho reír. He sido feliz de una manera que nunca hubiese creído que fuese posible, pero también he dejado de creer en la gente y he deseado cosas horribles para conmigo misma. Me he dado cuenta de que la sensatez requiere un punto de locura. De que lo bueno no son los extremos sino los puntos medios, excepto en los sentimientos positivos. A veces es necesario arriesgar. Darlo todo.

He recibido abrazos de esos que paran las horas en los relojes, y besos eternos en cualquier lugar de la ciudad de las nieves, de esos que hacen desaparecer el mundo a tu alrededor. Y he tenido arranques de pasión, pero también de locura y de rabia.

He volado con la mente y he hecho con mis dedos todo cuanto me permitieron; hasta que perdí habilidad en todo eso que se considera arte, y ya ni dibujo, ni toco, ni escribo de forma decente.

Y he vuelto a mi casa con esa sonrisa estúpida de los que son tremendamente felices y no tienen reparos en mostrarlo a todo el que se le cruce. Pero también he vuelto a casa con pasos rápidos y la vista nublada por lás lágrimas. He querido con toda mi fuerza, sin reservas, sin timidez, sin prejuicios... sólo dejándome llevar más por el corazón que por la razón. He amado y he odiado a la luna amarilla que resplandece en las noches de Burgos, porque siempre me evoca recuerdos de aquellos con los que compartí un poquito de mi pequeño mundo interior.

Y he llegado a llorar de risa, llorar de felicidad y llorar de desdicha y también de impotencia. He sentido la ilusión como la que más pero aún me queda por superar ese sentimiento de miedo y culpabilidad que me invaden cuando las cosas van demasiado bien. Miedo a apostar y perderlo todo.

He aprendido a creer que la felicidad reside en la simplicidad de la vida diaria, en los pequeños detalles, en los momentos exactos en los que olvidas todo lo malo que pueda amenazarte. La felicidad son tus amigos, es tu familia, tu pareja. Es algo cotidiano, de todos los días, que hay que saber apreciar, porque son momentos diminutos y preciosos, como diamantes. De todo lo que haya roto esa felicidad he podido incluso extraer algo positivo, ya que de los errores se aprende mucho más que de los aciertos.


He conocido a gente increíblemente especial e importante en los lugares más insospechados y de las maneras más inusuales; y me he dado cuenta de que otras personas que consideraba imprescindibles no eran tan claras como yo quería creer.

Pero sobre todo, tengo en mente un objetivo que aún no he conseguido superar: poder mirar al pasado y quedarme solo con las cosas buenas, nunca con nada negativo. Recordar solo las cosas bonitas incluso de las personas que no merece la pena recordar. Extraer las experiencias positivas y ser capaz de tirar al cubo de la basura aquellas que me hicieron llorar. Y que con ellas se vaya el miedo.

Solo entonces podré decir que soy una persona capaz de sentir Felicidad. Con mayúsculas.



De momento, gracias a todos los que estais haciendo que este día sea especial desde el principio. Sobre todo gracias por ese mensaje...



Foto: hace 365 días.

Sin tu voz
16:45 | Author: Álex
Y comienzo a recordar tiempos que no volverán;
tanta paz, tanto amor... tan sólo al oir tu voz.
Sin tu voz... ¡qué voy a hacer sin tu voz...!
Se me nubla la razón sólo de pensar que no oiré más tu voz...
Cerca de las vías.
22:44 | Author: Álex

¡Si me llamaras, sí, si me llamaras!
Lo dejaría todo,
todo lo tiraría:
los precios, los catálogos,
el azul del océano en los mapas,
los días y sus noches,
los telegramas viejos
y un amor.
Tú, que no eres mi amor,
¡si me llamaras!
Y aún espero tu voz:
telescopios abajo,
desde la estrella,
por espejos,
por túneles,
por los años bisiestos
puede venir.
No sé por dónde.
Desde el prodigio, siempre.
Porque si tú me llamas
-si me llamaras, sí, si me llamaras!-
será desde un milagro,
incógnito, sin verlo.
Nunca desde los labios que te beso,
nunca
desde la voz que dice: «No te vayas»

Pedro Salinas.

Foto : Ana y Rafa.


20:54 | Author: Álex
-Adiós- dijo a la flor.

Pero la flor no le contestó.

-Adiós- repitió.

La flor tosió. Pero no por el resfriado.

-He sido tonta- le dijo por fin-. Te pido perdón. Procura ser feliz.

Quedó sorprendido por la ausencia de reproches. Permaneció allí, desconcertado, con el globo en la mano. No comprendía esa calma mansedumbre.

-Sí, sí, te quiero- prosiguió la flor-. No has sabido nada, por mi culpa. No tiene importancia. Pero has sido tan tonto como yo. Procura ser feliz... Deja el globo en paz. Ya no lo quiero.

-Pero el viento...

-No estoy tan resfriada como para... El aire fresco de la noche me hará bien. Soy una flor.

-Pero los animales...

-Es preciso que soporte dos o tres orugas si quiero conocer a las mariposas. ¡Parece que es tan hermoso! Si no, ¿quién habrá de visitarme? Tú estarás lejos. En cuanto a los animales grandes, no les temo. Tengo mis garras.

Y mostró ingenuamente sus cuatro espinas. Después agregó:

-No te detengas más, es molesto. Has decidido partir. Vete.


Pues no quería que la viese llorar. Era una flor tan orgullosa...

"El principito"
Match Point.
19:06 | Author: Álex

video

Aquel que dijo "más vale tener suerte que talento", conocía la esencia de la vida.

La gente tiene miedo a reconocer que gran parte de la vida depende de la suerte. Asusta pensar cuántas cosas se escapan a nuestro control. En un partido, hay momentos en que la pelota golpea el borde la red y durante una fracción de segundo puede seguir hacia adelante o caer hacia atrás. Con un poco de suerte, sigue hacia adelante y ganas; o no lo hace y pierdes.

Gracias, Rafa.

16:13 | Author: Álex
...así mis pies descienden la cuesta del olvido,
fatigados de tanto andar sin encontrarte.

Luego, de vuelta a casa, enciendo un cigarrillo,
ordeno mis papeles, resuelvo un crucigrama;
me enfado con las sombras que pueblan los pasillos
y me abrazo a la ausencia que dejas en mi cama.

Trepo por tu recuerdo como una enredadera
que no encuentra ventanas donde agarrarse, soy
esa absurda epidemia que sufren las aceras,
si quieres encontrarme, ya sabes dónde estoy.
23:04 | Author: Álex
Esta noche me he despertado muy nerviosa después de soñar que discutía con mi hermano. Él me decía que se sentía realmente decepcionado conmigo y yo le gritaba como grito solo cuando estoy demasiado quemada. Y él subía aún más el tono de voz y no me dejaba argumentar mi defensa. Yo no le había hecho nada. Y cuando el sueño se ha acabado, él me estaba diciendo que era una persona horrible. Y después, recordándolo esta mañana, he llegado a la conclusión de que nada es tan bueno ni tan malo, no hay nada realmente bueno ni malo, sino que es uno mismo el que lo convierte en tal, según si la acción de otra persona te beneficia o te daña. La mente es la que cataloga en "bien" y en "mal". Yo nunca he actuado para hacer daño a propósito a ninguna persona. Pero, muy probablemente, habré hecho daño. Y a lo que algunos pudo parecerles una decisión correcta, para los demás sería considerado algo propio de una "mala persona", algo cruel. Nunca se puede actuar a gusto de todos. Si hay algo seguro en la vida es que vas a hacer daño. Más, o menos, pero lo vas a hacer. Aunque no te des cuenta.

Yo siempre intento hacer sentir bien a todo el que me rodea. Sonrío aunque no tenga ganas cuando me dirijo a otras personas, intento desprender simpatía y buen humor, porque pienso que con una sonrisa la vida se puede hacer mucho más llevadera, llegas más adentro de una persona que si le hablas con mal gesto. Pero aún así, habrá muchos que piensen que soy una persona horrible, como mi hermano en mi sueño. Y a mi lo que más feliz me hace es saber que alguien siente que la vida es un poco más bonita cuando está a mi lado.

Divagaciones de un jueves a las siete de la mañana...
23:26 | Author: Álex



Esta eres tú, los ojos cerrados, bajo la lluvia. Nunca imaginaste que harías algo así, nunca te habías visto como… no sé como describirlo, como una de esas personas a las que le gusta la luna o que pasan horas contemplando el mar o una puesta de sol. Seguro que sabes de qué gente estoy hablando… o tal vez no. Da igual, a ti te gusta estar así, desafiando al frío, sintiendo como el agua empapa tu camiseta y te moja la piel, y notar como la tierra se vuelve mullida bajo tus pies y el olor, y el sonido de la lluvia al golpear las hojas. Todas esas cosas que dicen los libros que no has leido. Esta eres tú, quién lo iba a decir… tú.






Memoria.
22:20 | Author: Álex
Todavía recuerdo cuando mi casa era todo ruido, todo desorden, no había responsabilidades demasiado grandes, todo me hacía sentir bien y cuando me levantaba por la mañana descubría tu mensaje en el móvil, el de siempre, el tuyo, el de los días en los que te sentías especialmente contento...
"Alégrame el día".
Y realmente no hacía falta que te lo alegrase.

Viernes contigo. Para recordar cosas como ésto.




La persistencia de la memoria; Salvador Dalí.
Sonatina.
22:33 | Author: Álex
La princesa está triste... ¿qué tendrá la princesa?
Los suspiros se escapan de su boca de fresa,
que ha perdido la risa, que ha perdido el color.
La princesa está pálida en su silla de oro,
está mudo el teclado de su clave de oro;
y en un vaso olvidado se desmaya una flor.



(...)La princesa no ríe, la princesa no siente;
la princesa persigue por el cielo de Oriente
la libélula vaga de una vaga ilusión.



(...)¡Ay! La pobre princesa de la boca de rosa
quiere ser golondrina, quiere ser mariposa,
tener alas ligeras, bajo el cielo volar,
ir al sol por la escala luminosa de un rayo,
saludar a los lirios con los versos de mayo,
o perderse en el viento sobre el trueno del mar
.


Rubén Darío
Ojalá.
17:48 | Author: Álex
Ojalá que las hojas no te toquen el cuerpo cuando caigan
para que no las puedas convertir en cristal.
Ojalá que la lluvia deje de ser milagro que baja por tu cuerpo.
Ojalá que la luna pueda salir sin ti.
Ojalá que la tierra no te bese los pasos.

Ojalá se te acabe la mirada constante,
la palabra precisa, la sonrisa perfecta.
Ojalá pase algo que te borre de pronto:
una luz cegadora, un disparo de nieve,
ojalá por lo menos que me lleve la muerte,
para no verte tanto, para no verte siempre
en todos los segundos, en todas las visiones:
ojalá que no pueda tocarte ni en canciones.

Ojalá que la aurora no dé gritos que caigan en mi espalda.
Ojalá que tu nombre se le olvide a esa voz.
Ojalá las paredes no retengan tu ruido de camino cansado.
Ojalá que el deseo se vaya tras de ti,
a tu viejo gobierno de difuntos y flores.
Silvio Rodriguez
0:24 | Author: Álex
Siempre he envidiado a quienes sienten que tienen el control de sus vidas. A quienes pueden afirmar, llenos de satisfacción, que ellos mismos han ido construyendo su existencia, paso a paso, colocando los aciertos junto a los errores, depositándolos muy unidos, las buenas experiencias al lado de las malas, la felicidad sobre el dolor, como si levantasen una sólida fortaleza allá en lo alto de las rocas, inexpugnable y firme. Una existencia dominada por los propios designios y una férrea voluntad, fluyendo por las venas como sangre. Y, dentro de las tripas, la entereza.

Para mí en cambio la vida es algo exterior. Algo semejante a una neblina que fluye a mi alrededor, marcando su propio ritmo, obligándome a comportarme de una manera determinada, sin que yo pueda apenas tomar ninguna decisión. No doy pasos conscientes, regidos por la razón y un luminoso objetivo a lo lejos, parpadeando en el futuro como un faro hacia el que dirigirme. (...)

Siempre he sido una cobarde. Miedosa, asustada, cobarde. Siempre. Desde pequeña.

(Contra el viento; Ángeles Caso)
Mi torpe corazón
16:53 | Author: Álex

Tú sólo miras con el corazón, yo a todo le pongo demasiada razón, y así no hay manera de que nos entendamos...

Cómo quisiera aprender a mirar por tus ojos, ponerme en tu piel, mostrarte el prisma manchado por el que yo miro, por el que ahora grito: '¡te quiero!'.

Cuántas cosas sabe mi cabeza, que mi torpe corazón aún no entiende...


video

Como otras veces, Francis sabe expresar lo que yo siento y aún no he aprendido a exteriorizar.

20:56 | Author: Álex

Que el maquillaje no apague tu risa,
que el equipaje no lastre tus alas,
que el calendario no venga con prisas,
que el diccionario detenga las balas.


Que las persianas corrijan la aurora,
que gane el "quiero" la guerra del "puedo",
que los que esperan no cuenten las horas,
que los que matan se mueran de miedo.


Que el fin del mundo te pille bailando,
que el escenario me tiña las canas,
que nunca sepas ni cómo, ni cuándo,
ni ciento volando, ni ayer ni mañana.


Que el corazón no se pase de moda,
que los otoños te doren la piel,
que cada noche sea noche de bodas,
que no se ponga la luna de miel.


Que las verdades no tengan complejos,
que las mentiras parezcan mentira,
que no te den la razón los espejos,
que te aproveche mirar lo que miras.


Que no se ocupe de tí el desamparo,
que cada cena sea tu última cena,
que ser valiente no salga tan caro,
que ser cobarde no valga la pena.


Que no te compren por menos de nada,
que no te vendan amor sin espinas,
que no te duerman con cuentos de hadas,
que no te cierren el bar de la esquina.
22:45 | Author: Álex

—Porque si decidiéramos irnos a algún lugar juntos me da miedo que un día… hoy no quizás… quizás… quizás mañana tampoco… pero un día de repente puede que empiece a llorar y llorar y llore tanto que nada ni nadie pueda pararme y que las lágrimas llenen la habitación y que me falte el aire y que te arrastre conmigo y que nos ahoguemos los dos.

—Aprenderé a nadar, Hannah.

La vida secreta de las palabras
Message in a bottle.
23:04 | Author: Álex
Just a castaway, an island lost at sea,
another lonely day, with no one here but me,
more loneliness than any man could bear...
Rescue me before I fall into despair!

I'll send an S.O.S. to the world...
I hope that someone gets my message in a bottle.
Porque es así.
15:39 | Author: Álex

video

0:11 | Author: Álex
Y me he puesto a gritar estrellando el whisky en la pared:

"¡POR VERTE SONREÍR, HE VUELTO YO A PERDER!"
Hastío.
16:16 | Author: Álex

Odio este frío bajo cero. Este frío dentro y fuera de mi piel. El frío hace desaparecer los pensamientos de mi cabeza, no me permite razonar. El frío solo consigue que piense en el frío y no deja sitio para nada más. Desde hace dos días, las migrañas han vuelto y nisiquiera me han dejado dormir, me he automedicado, he acabado con las cajas de Nolotil y aún así no han cesado. Punzadas en las sienes. Rayadísima porque siento que dos meses estudiando no han compensado en absoluto. Y estoy congestionada, nisiquiera puedo respirar con normalidad y los labios se me han abierto en mil grietas. Y las manos se me resecan y odio el viento helado que se me mete en los huesos cuando voy por la mañana a clase, como ayer. A lo mejor si me encontrase mejor físicamente hubiese podido afrontar todo esto mejor.


Y las seis personas -sí, seis, no cinco- que más deseaba que se quedasen a mi lado se han marchado de aquí huyendo del frío. He salido al casco esta mañana y cuando he vuelto, de mi familia y de la navidad solo quedaban los recuerdos y el desorden, las cajas de juguetes y las habitaciones desmanteladas. Y me he marchado porque no quería hacer frente al momento de la despedida. Quizá si me hubiese despedido a la vuelta no se hubiese caído de esa manera la casa encima. Una casa muy grande para una persona tan pequeña, y de repente me he sentido abandonada. Hasta ahora pensaba que vivir sola era un privilegio, pero me he dado cuenta de que me hacen mucha falta muchas cosas que solo se tienen en familia, de que echo de menos darle las buenas noches a mi madre y ayudarla a quitar el polvo los fines de semana por la mañana. Vaya. Y yo que creía que era autosuficiente.


Y esas palabras resonando en mi cabeza desde ayer: "dejé de tocar el piano porque todas las melodías me recordaban a ti, y no quería ser para siempre una persona melancólica; ahora las utilizo para cosas que me recuerdan menos ese tiempo en el que me sentía tan feliz a todas horas".

Y todas estas fechas, que se suponen que son de acercamiento a la familia, esperando un mensaje, un correo de mi hermano que no ha llegado. Un "gracias", "yo también", o algo así.


Y la gente que me rodea, que se supone que se preocupa por mi, está tan involucrada en sus superficialidades que aún no se ha dado cuenta de que me siento terriblemente sola. Sola y alejada de lo que me hace falta. No sé cómo posicionarme ante las movidas de mis amigos, para ser sincera y no estar a mal con ninguno. Porque lo que tengais entre vosotros no me concierne pero me veo obligada a hacer juicios de valor.

Y tengo muchas dudas, sobre muchas cosas, sobre muchas personas que me gustaría que me hiciesen sentir bien pero solo incrementan este sentimiento de soledad. Y quiero pensar y darle una oportunidad a lo que siento pero ni siquiera me siento capaz de eso.


Esta tarde, voy a bajar las persianas, me voy a comprar un paquete de Chesterfield y voy a poner la Discografía Básica de Extremoduro en el equipo de música del salón a un volumen lo suficientemente alto como para vaciar la conciencia, me voy a sentar en el sofá y voy a olvidarme de toda la puta humanidad. Porque lo necesito.

video

Me complicarás la vida, lo sé.
16:52 | Author: Álex


video

21:47 | Author: Álex

Viajar es como cualquier otra cosa, está en tu mente, sólo tienes que cerrar los ojos si sabes dónde quieres ir...



¿Sabes a dónde me gusta viajar a mi?






Todos los siglos, desde que se inició el mundo, se han descubierto maravillas. Así, el siglo pasado se descubrieron cosas más asombrosas que el siglo anterior, y este nuevo siglo saldrán a la luz cosas aún más extraordinarias. Al principio la gente se niega a creer que algo nuevo e inusitado pueda lograrse, luego ven que sí es posible, y cuando ya está hecho todos se preguntan por qué no se hizo hace ya siglos. Una de esas novedades que se empezaron a descubrir el pasado siglo fue que los pensamientos, los simples pensamientos, son tan poderosos como las pilas eléctricas, tan beneficiosos para uno como la luz del sol, o tan perjudiciales como el mismo veneno. Así pues, permitir que penetre en la mente un pensamiento triste o negativo es tan peligroso como dejar que entre en el cuerpo un microbio de escarlatina. Y si se permite que allí se quede una vez dentro, es posible que no nos podamos deshacer de él en la vida... Cosas mucho más extraordinarias le pueden suceder a quien, cuando le viene a la mente un pensamiento desagradable o descorazonador, tiene el buen juicio de acordarse a tiempo y expulsarlo, poniendo en su lugar otro pensamiento grato y decididamente valeroso; y es que no puede haber dos cosas en un mismo lugar: Donde haya una rosa, hijo mío, no crecerán villanos.



(El jardín secreto; Frances Hodgson Burnett)
Weltschmerz.
12:19 | Author: Álex
Weltschmerz es un término acuñado por el autor alemán Jean Paul usado para expresar la sensación que una persona experimenta al entender que el mundo físico real nunca podrá equipararse al mundo deseado como uno lo imagina.
Esta visión pesimista del mundo fue ampliamente utilizada por numerosos autores románticos.
El término también es utilizado para denotar el sentimiento de tristeza cuando se piensa en los males que aquejan al mundo.
Si el hombre pudiera decir lo que ama,
si el hombre pudiera levantar su amor por el cielo como una nube en la luz;
si como muros que se derrumban, para saludar la verdad erguida en medio,
pudiera derrumbar su cuerpo, dejando sólo la verdad de su amor,
la verdad de sí mismo, que no se llama gloria, fortuna o ambición; sino amor o deseo,
yo sería aquel que imaginaba; aquel que con su lengua, sus ojos y sus manos
proclama ante los hombres la verdad ignorada, la verdad de su amor verdadero.


Libertad no conozco sino la libertad de estar preso en alguien
cuyo nombre no puedo oír sin escalofrío;
alguien por quien me olvido de esta existencia mezquina
por quien el día y la noche son para mí lo que quiera,
y mi cuerpo y espíritu flotan en su cuerpo y espíritu
como leños perdidos que el mar anega o levanta
libremente, con la libertad del amor,
la única libertad que me exalta,
la única libertad por que muero.


Tú justificas mi existencia:
si no te conozco, no he vivido;
si muero sin conocerte, no muero, porque no he vivido.




(Luis Cernuda)
13:11 | Author: Álex

video

Puedo ponerme humilde y decir que no soy el mejor, que me falta valor para atarte a mi cama.

Puedo ponerme digno y decir -"toma mi dirección, cuando te hartes de amores baratos de un rato... Me llamas".-

Y si quieres, también, puedo ser tu trapecio y tu red, tu adiós y tu "ven", tu manta y tu frío, tu resaca, tu lunes, tu hastío...

O tal vez ese viento que te arranca del aburrimiento...


Vuelve y al menos inventa una despedida...

El mundo.
22:49 | Author: Álex
—El mundo es eso —reveló—. Un montón de gente, un mar de fueguitos.

Cada persona brilla con luz propia entre todas las demás.
No hay dos fuegos iguales. Hay fuegos grandes y fuegos chicos y fuegos de todos los colores. Hay gente de fuego sereno, que ni se entera del viento, y gente de fuego loco, que llena el aire de chispas. Algunos fuegos, fuegos bobos, no alumbran ni queman; pero otros arden la vida con tantas ganas que no se puede mirarlos sin parpadear, y quien se acerca, se enciende.



Galeano-
Sensaciones.
20:42 | Author: Álex


video

Me gusta la manera en que me hace sentir escuchar una canción y viajar en el tiempo con ella. Los recuerdos suelen ser tan vívidos que realmente parece que haya retrocedido en los días, en los meses. Incluso resucitan los viejos sentimientos, los pensamientos, los temores, las ilusiones, los secretos. Esta es, quizás, la canción que más fuerte hace aparecer estas sensaciones. Sensación de paz y de melancolía a un mismo tiempo.

Como un salto al vacío.






¿Alguna vez has tenido miedo de un sentimiento?

¿Te imaginas cómo sería todo si dejasemos más de lado a la razón?

...exacto.

Espero curarme de ti.
1:21 | Author: Álex
Espero curarme de ti en unos días. Debo dejar de fumarte, de beberte, de pensarte. Es posible. Siguiendo las prescripciones de la moral en turno. Me receto tiempo, abstinencia, soledad.

¿Te parece bien que te quiera nada más una semana? No es mucho, ni es poco, es bastante. En una semana se puede reunir todas las palabras de amor que se han pronunciado sobre la tierra y se les puede prender fuego. Te voy a calentar con esa hoguera del amor quemado. Y también el silencio. Porque las mejores palabras del amor están entre dos gentes que no se dicen nada.

Hay que quemar también ese otro lenguaje lateral y subversivo del que ama. (Tú sabes cómo te digo que te quiero cuando digo: «qué calor hace», «dame agua», «¿sabes manejar?», «se hizo de noche»... Entre las gentes, a un lado de tus gentes y las mías, te he dicho «ya es tarde», y tú sabías que decía «te quiero»).

Una semana más para reunir todo el amor del tiempo. Para dártelo. Para que hagas con él lo que quieras: guardarlo, acariciarlo, tirarlo a la basura. No sirve, es cierto. Sólo quiero una semana para entender las cosas.

Porque esto es muy parecido a estar saliendo de un manicomio para entrar a un panteón.



-Jaime
Sabines.-
Al otro lado.
0:02 | Author: Álex

Aún recuerdo la primera y única entrevista de trabajo que he tenido. Una mujer con el gesto muy serio me dijo que, en cinco minutos, para terminar con nuestra charla, tendría que explicarle en inglés si me gustaban o no los niños y por qué. De esa manera, sabría de mis conocimientos del idioma y si era la persona más adecuada para dar clases a niños. Me dió dos minutos para pensar lo que le iba a contar. Al principio, me bloqueé y me puse muy nerviosa... hubiese sido más fácil poder decírselo en castellano. Pero después, las ideas empezaron a brotarme en la cabeza y poco a poco empezó a salir todo.


Le dije que, lo que realmente más adoro de los niños es su capacidad de ser sinceros en todo momento. Los nervios que les entran cuando saben que han hecho algo mal y les duele reconocerlo. El hecho de que todo para ellos sean risas y juegos y no sean conscientes de la responsabilidad que van a tener entre manos en el futuro. La despreocupación. El optimismo. La sonrisa. Lo que agradecen un gesto de cariño y lo rápido que olvidan las malas acciones. Todos deberíamos de ser un poco más niños y menos adultos. La facilidad que tienen para expresar lo que piensan y lo que sienten, que se va inhibiendo a medida que pasan los años. La sensatez que muchas veces enseñan, a pesar de ser niños. Las ganas de reír. Las ganas de aprender y de ver cosas nuevas, de enseñarles a sus padres lo que han avanzado... ese afán de superación que a veces no tenemos los mayores. La ilusión que le ponen a todo lo que hacen, el empeño por mejorar día a día. El punto de vista positivo que tienen de la vida.


Y para terminar, le dije, que lo que más me gustaba de los niños era todo lo que podía aprender yo de ellos, no tanto ellos de mi.



Parece ser que la convencí. Gracias por ese año maravilloso a todos los que lo compartieron conmigo. Gracias por seguir haciéndome partícipe de vuestras cosas.



Echo de menos Francia.


Lagunas.
19:10 | Author: Álex
- Un brindis por el nuevo año.
- ¿Cómo que por el nuevo año? ¡por nosotros! para que en el año que empieza sigamos siendo tan cojonudos y tan buenos amigos como hasta ahora.
- Y para que nadie vuelva a abandonarnos tanto tiempo.
- ¡Va! Arriba, abajo, al centro... y el que no apoya no folla.

Resaca. Y hoy cuando me he levantado no me podía creer que todo lo que pasó ayer pasase de verdad. Y eso que no lo recuerdo con total nitidez. Empezó bien la noche, pero... qué surrealista todo... vaya entrada de año más pésima. Sólo espero que sepais, los tres, que teneis mi apoyo, en todo momento, para todo. Que ésto sólo es un capítulo más que dentro de un tiempo, formará parte del pasado. Ayer ví cosas que nunca pensé que vería. Esta mañana, volviendo a casa, aún no podía asimilarlo del todo.
Mañana va a ser un día duro.