Hastío.
16:16 | Author: Álex

Odio este frío bajo cero. Este frío dentro y fuera de mi piel. El frío hace desaparecer los pensamientos de mi cabeza, no me permite razonar. El frío solo consigue que piense en el frío y no deja sitio para nada más. Desde hace dos días, las migrañas han vuelto y nisiquiera me han dejado dormir, me he automedicado, he acabado con las cajas de Nolotil y aún así no han cesado. Punzadas en las sienes. Rayadísima porque siento que dos meses estudiando no han compensado en absoluto. Y estoy congestionada, nisiquiera puedo respirar con normalidad y los labios se me han abierto en mil grietas. Y las manos se me resecan y odio el viento helado que se me mete en los huesos cuando voy por la mañana a clase, como ayer. A lo mejor si me encontrase mejor físicamente hubiese podido afrontar todo esto mejor.


Y las seis personas -sí, seis, no cinco- que más deseaba que se quedasen a mi lado se han marchado de aquí huyendo del frío. He salido al casco esta mañana y cuando he vuelto, de mi familia y de la navidad solo quedaban los recuerdos y el desorden, las cajas de juguetes y las habitaciones desmanteladas. Y me he marchado porque no quería hacer frente al momento de la despedida. Quizá si me hubiese despedido a la vuelta no se hubiese caído de esa manera la casa encima. Una casa muy grande para una persona tan pequeña, y de repente me he sentido abandonada. Hasta ahora pensaba que vivir sola era un privilegio, pero me he dado cuenta de que me hacen mucha falta muchas cosas que solo se tienen en familia, de que echo de menos darle las buenas noches a mi madre y ayudarla a quitar el polvo los fines de semana por la mañana. Vaya. Y yo que creía que era autosuficiente.


Y esas palabras resonando en mi cabeza desde ayer: "dejé de tocar el piano porque todas las melodías me recordaban a ti, y no quería ser para siempre una persona melancólica; ahora las utilizo para cosas que me recuerdan menos ese tiempo en el que me sentía tan feliz a todas horas".

Y todas estas fechas, que se suponen que son de acercamiento a la familia, esperando un mensaje, un correo de mi hermano que no ha llegado. Un "gracias", "yo también", o algo así.


Y la gente que me rodea, que se supone que se preocupa por mi, está tan involucrada en sus superficialidades que aún no se ha dado cuenta de que me siento terriblemente sola. Sola y alejada de lo que me hace falta. No sé cómo posicionarme ante las movidas de mis amigos, para ser sincera y no estar a mal con ninguno. Porque lo que tengais entre vosotros no me concierne pero me veo obligada a hacer juicios de valor.

Y tengo muchas dudas, sobre muchas cosas, sobre muchas personas que me gustaría que me hiciesen sentir bien pero solo incrementan este sentimiento de soledad. Y quiero pensar y darle una oportunidad a lo que siento pero ni siquiera me siento capaz de eso.


Esta tarde, voy a bajar las persianas, me voy a comprar un paquete de Chesterfield y voy a poner la Discografía Básica de Extremoduro en el equipo de música del salón a un volumen lo suficientemente alto como para vaciar la conciencia, me voy a sentar en el sofá y voy a olvidarme de toda la puta humanidad. Porque lo necesito.

video

|
This entry was posted on 16:16 and is filed under . You can follow any responses to this entry through the RSS 2.0 feed. You can leave a response, or trackback from your own site.

4 comentarios:

On 9.1.10 , Anónimo dijo...

Cuando vuelvas avisa.. Que aqui estarè! Cuidate. Muaa
Pd: No empieces a fumar

 
On 9.1.10 , Anónimo dijo...

No estas sola.Si te apetece despejar,a la h de siempre donde siempre.un kiss chiqueta.

 
On 9.1.10 , Wilbur dijo...

fumas? pero sola no te sienta muy bien, deja que yo le aliñe!

Aunque físicamente no te pueda abrazar (que supongo que es lo que más necesitas), cuando necesites hablar sabes que puedes contar conmigo.

Te Quiero, aunque no te lo demuestre, aunque no venga a cuento...

 
On 12.1.10 , Lucía Mon Amour dijo...

Las cosas no están tan mal, hazme caso, te pasó algo hace poco, algo feo? y ahora todo es una mierda. yo creía que la melancolía molaba, la vida es un asco y bla, bla, bla, y me dejaba llevar por ella, hasta que perdí de verdad. Dile a tus amigas lo que quieras decirle, no tengas miedo a eso, la sinceridad es lo mejor de las personas, no confundir sinceridad con tocar los huevos sin venir a cuento, sé que eso que dices de la educación es cierto, totalmente identificada me siento, y ahora tengo mucho odio y rabia, y me convertí en algo que no me gusta, y le echo la culpa a todos, pero no la tienen, está claro que con quien vivas influye en tu carácter, lo que te quiero decir con todo este rollo, es que yo estaba totalmente ciega con mis limitaciones, limitaciones inventadas por mi. Qué rollo! Que hagas el loco tía, no el loco de fumar y autodestruirse, sino que dí a tus amigas lo que quieras, haz lo que te salga de dentro, hazle una visita a tu familia, yo que sé... perdona si me tomo demasiadas confianzas.