Deseos de cosas imposibles.
16:24 | Author: Álex

Igual que el mosquito más tonto de la manada, yo sigo tu luz aunque me lleve a morir. Te sigo como les siguen los puntos finales, a todas las frases suicidas que buscan su fin...

Igual que el poeta que decide trabajar en un banco, sería posible que yo en el peor de los casos, le hiciera una llave de judo a mi pobre corazón, haciendo que firme llorando esta declaración:


"Me callo porque es más cómodo engañarse. Me callo porque ha ganado la razón al corazón. Pero pase lo que pase, y aunque otro me acompañe, en silencio te querré tan sólo a ti... "


Igual que el mendigo cree que el cine es un escaparate, igual que una flor resignada decora un despacho elegante, prometo llamarle "amor mío" al primero que no me haga daño, y reír será un lujo que olvide cuando te haya olvidado.


Pero igual que se espera como esperan en la Plaza de Mayo, procuro encender en secreto una vela no sea que por si acaso, un golpe de suerte algún día quiera que te vuelva a ver, reduciendo estas palabras a un trozo de papel.
|
This entry was posted on 16:24 and is filed under . You can follow any responses to this entry through the RSS 2.0 feed. You can leave a response, or trackback from your own site.

3 comentarios:

On 20.2.10 , Anónimo dijo...

Es preciosa la nueva entrada Alee!!
me encantaa!!

 
On 20.2.10 , lluevenpalabrasdelcielo dijo...

:) sabía yo!

 
On 21.2.10 , Lucía Mon Amour dijo...

Yo me identifico con la de las rosas y la de recordarás las tardes de invierno por Madrid, las noches enteras sin dormir... Álex, te lo dije un montón de veces, la melancolía, el romanticismo, ser una tía profunda, está guay todo eso, yo también era así antes, pero un día esa melancolía se convirtió en algo más serio y ahora echo de menos a la otra Andrea. Un abrazo.