Como la flor...
15:17 | Author: Álex
De este modo, el principito, a pesar de la buena voluntad de su amor, pronto dudó de ella. Había tomado en serio palabras sin importancia y se sentía muy desgraciado.
- No debí haberla escuchado -me confió un día-; nunca hay que escuchar a las flores. Hay que mirarlas y aspirar su aroma. La mía perfumaba mi planeta, pero yo no podía gozar con ello. La historia de las garras, que tanto me había fastidiado, debe de haberme enternecido...
Y me confió aún:
- No supe comprender nada entonces. Debí haberla juzgado por sus actos y no por sus palabras. Me perfumaba y me iluminaba. ¡No debí haber huido jamás! Debí haber adivinado su ternura, detrás de sus pobres astucias. ¡Las flores son tan contradictorias! Pero yo era demasiado joven para saber amarla.
(El principito; Antoine de Saint-Exupéry)
|
This entry was posted on 15:17 and is filed under . You can follow any responses to this entry through the RSS 2.0 feed. You can leave a response, or trackback from your own site.

3 comentarios:

On 6.3.10 , Lucía Mon Amour dijo...

Me siento identificada con esto, por lo de sentir una cosa y con palabras decir otras. Un saludico.

 
On 6.3.10 , Anónimo dijo...

Que sinceridad la del principito.. ains

 
On 6.3.10 , Wilbur dijo...

Mi flor está ahí, en alguna parte.